AQUÍ ESTOY SEÑOR!!! Confirmación en el Colegio Sagrado Corazón de Apoquindo.

Publicado el 08 de junio de 2010 | No hay comentarios.

Fue una preciosa ceremonia acompañada por toda la comunidad del colegio,en la que 92 alumnas quisieron comprometerse libremente con Jesucristo y suIglesia, al recibir el sacramento. La eucaristía fue presidida por CristiánPrecht, Vicario General de Pastoral.  

Queremos compartir  el testimonio de una de las Confirmadas, TrinidadBlake, alumnas de IVº C.  

                                                                                                                  Hna. Quena Valdés rscj

 

 

TESTIMONIODE TRINIDAD

“Aveces me pregunto ‘¿por qué yo?’, y sólo me respondes ‘porque quiero’”, es unafrase de la canción “Esto que soy, esto te doy” que me ha marcadoprofundamente, y siento que refleja que no somos nosotras las que elegimos aJesús, es Él quién nos eligió. No me estoy confirmando porque tenía quehacerlo, o porque no podía no hacerlo… si no porque Jesús me eligió, elEspíritu actuó sobre mí y me invitó a seguir a Cristo más de cerca.

 

A lolargo de toda mi vida, pero más en estos últimos 5 años, me he sentidohondamente marcada por Dios. Distintas experiencias de vida me han permitidomirar un mundo diferente, conocer distintas realidades… y cada una de laspersonas que voy conociendo, queda guardada en mi corazón… te marcan enormemente,no se olvidan, te enseñan muchísimo, y te cambian la vida. A mí me han hechopreguntarme muchas cosas, darme vuelta muchos temas, agradecer todo lo quetengo y querer entregarme por completo a personas como esas, que viven contanta sencillez, con tanta humildad, y que tienen tanto que enseñarnos.

Graciasal servicio que me ha permitido realizar el colegio, y también la CVX, se me fue abriendo unmundo nuevo, y poco a poco le fui encontrando el sentido a la frase “Mirar elMundo y Vivir Desde el Corazón de Cristo”, distintas experiencias me han abiertolos ojos, para observar, ver y escuchar lo que pasa a mi alrededor, no hacermela ciega; y también vivir eso que estoy viendo, vivirlo y hacerlo parte de mivida, pero todo desde la mirada y el vivir de Cristo. Creo que si todos nosconcentráramos en mirar el mundo, observarlo, vivirlo y enfrentarlo desde elCorazón de Jesús, sería un mundo mejor.

Senos invita ahora, en este minuto, a hacer algo por las personas que lonecesitan, a no quedarse al margen de la realidad, a formar parte de esto quevivimos y no hacerse las ciegas. Se nos invita a vivir al servicio de los demás,a gastar la vida por el otro.

 

Durantetodo este proceso, he sentido un cambio muy grande en mí. Creo que como amuchas, los dos retiros y las instancias de comunidad han producido cosasimportantes dentro de mí, he podido conocerme mucho y abrirme a distintasopiniones y puntos de vista.

Lomás lindo de mirar mi propia vida, es ver el paso de Dios por ella, y ver quenunca me dejó sola, a pesar de esos momentos de crisis que pude haber tenido,Él aun estaba conmigo, acompañándome, y aún en los tiempos más difíciles, hepodido reconocer a Dios presente. Al final, nadie me conoce mejor que Él,porque me conoce incluso cuando pienso que estoy en la soledad absoluta. No haynada que se le pueda ocultar, porque incluso las máscaras que muchas veces nosponemos, desaparecen cuando estamos solas con Dios.

 

Estamossiendo desafiadas por la sociedad de hoy. Nos tocó confirmarnos en un año dedificultades, no solo para la Iglesia, sino que también para Chile como país. Vivimos unterremoto hace un poco más de 3 meses, no podemos quedarnos indiferentes antelo que ocurre en Chile; pero más aún, estamos viviendo un tiempo difícil para la Iglesia Católica, y estamossiendo desafiadas a enfrentarlo. Me da mucha impotencia todo lo que ocurre hoycon la Iglesia,pero la verdad es que formamos parte de una Iglesia en Cristo, que está hechacon seres humanos, semejantes a Dios, pero imperfectos también. Creo que lo queestá pasando ahora es una invitación a hacer un compromiso real y consecuentecon la Iglesiay con Dios, porque supone seguir, entendiendo que todo ser humano puede cometererrores. Es ahora, en los momentos de crisis, cuando uno debe tomar la decisiónde seguir formando parte o no de la Iglesia, y nosotras estamos diciendo sí, queremos seguir deforma activa, aquí y ahora, a pesar de todo lo que sucede.

 

Estamosconfirmándonos, viviendo algo que veíamos tan lejano, que incluso al iniciar elproceso se veía como algo que pasaría en mucho tiempo más, pero estamos aquídespués de un largo proceso de discernimiento.

Paramí, el confirmarme es una forma de agradecerle al Señor por todo lo que hahecho por mí y en mí. Partiendo por mi familia que ha estado conmigo siempre,siguiendo por el colegio, al que le debo toda mi formación, pasando por todasesas instancias de servicio que me ayudan a reconocerlo en todas aquellaspersonas que me marcaron. Dios me ha regalado muchísimo, y pensar en todos aquellosque he conocido, me reafirma que la mejor forma de agradecerle al Señor portodo, es comprometiéndome a fondo con Él.

Confirmarmees volver a decir sí, como lo hicieron mis papás en mi bautizo, pero ahora pordecisión propia, luego de un discernimiento que hizo darme cuenta que quieroseguir el proyecto de Dios para mi vida.

Significadecirle sí a Dios, serle fiel y seguirlo a pesar de las dificultades que sepresenten, significa ser soldado de Cristo, ser misionera, cambiar el mundo,comprometerme con la Iglesia,no quedarme al margen de lo que pasa, mirar el mundo y vivir desde el corazónde Cristo, gastar la vida por los demás. Confirmarme también incluye cumplir lamisión que Dios me dio, y vivir la vida con Él, y para Él… ser servidora deCristo.

 

TrinidadBlake, IVºC

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web