BODAS DE PLATINO ENTRE JESÚS Y MARITA.

Publicado el 11 de junio de 2010 | No hay comentarios.

Su vocación no fue fácil, porque su padre, Don Guillermo Barker, no se resignaba a dejar partir a su hija mayor, y cuando ella le hablaba de vocación, él la convidaba a hacer un viaje que podía distraerle, hasta que un día, sin avisarle, fue a visitar con su hermana Sylvia, que en este caso fue su cómplice, nuestra casa de Maestranza, y María se quedó con nosotras para siempre.

Nosotras tenemos la alegría de tenerla, por una razón tan contundente como simple: Marita ha vivido y sigue viviendo nuestro carisma.

Dicen nuestras Constituciones: “Somos enviadas por la Iglesia a comunicar el Amor del Corazón de Jesús” Y esto es lo que ella ha hecho en su servicio de educación en nuestros colegios, en la pastoral en Penco, y lo que sigue haciendo en la enfermería de nuestra casa.

Porque lo que la ha caracterizado desde su juventud hasta su ancianidad es su inmensa bondad que le valió hace ya muchos años que fuera llamada entre nosotras: “María, la buena”

Hoy celebramos en la Iglesia la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo que se ha entregado y nos alimenta con su Amor infinito. El contacto diario con El ha hecho posible que estemos celebrando estas Bodas de platino entre Jesús y Marita.

                      Carmen Vial. rscj
             Superiora Santa María de la Encina.
comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web