"Ceremonia de mis votos hechos en Chile de Mariola Vera Monroy RSCJ de España."

Publicado el 29 de agosto de 2011 | No hay comentarios.

Ceremonia de mis votos hechos en Chile de Mariola Vera Monroy RSCJ de España.

“¿Y ustedes quién dicen que soy?.”(Mt 16,15) Le pregunta Jesús a los discípulos. Y siento que Él también me pregunta, Mariola, ¿quién soy yo para ti?. Y lo que me brota es decirle, Señor, Tú lo eres TODO para mí, eres el Absoluto de mi vida. Eres Tú quien le da sentido y alegría.

    Con estas palabras quisiera compartirles una celebración muy especial que vivimos este pasado domingo 21 de Agosto, en la capilla Los Evangelistas, a la que pertenece nuestra comunidad de Puente Alto. Después de la Eucaristía tuvimos un compartir, en medio de un clima de alegría y fraternidad

En esta celebración, se me regaló la oportunidad de pronunciar mis votos. Recuerdo las palabras de una hermana, que una vez me dijo, las cosas no ocurren por casualidad, sino por fidelidad. Y ni mucho menos creo que sea casualidad que esté pronunciando mis votos en medio de esta gente, de esta tierra chilena, en la que tan acogida y sostenida me siento. Pronunciar los votos, significa para mí, decirle: SÍ Señor, deseo seguirte en esta opción de vida a la que me invitas, deseo seguir haciendo camino contigo y en compañía de mis hermanas y de tanta gente que transforma y ensancha mi vida.

    Señor ensancha el espacio de mi tienda, esta es una de las súplicas constantes que le pido a Dios. Y fue un regalo compartir este momento con gente que ya ocupa un lugar  en mi corazón: mi comunidad de Puente Alto y hermanas de otras comunidades, que estaban presentes y otras que no estando, se hicieron presente. Fue un privilegio la presencia de la gente sencilla y humilde de nuestro sector, que tanto me están enriqueciendo con su testimonio y experiencia de Dios, de las compañeras del colegio de Apoquindo, y como no, desde la distancia, mi familia y hermanas de la provincia de España, me acompañaron con su cariño y oración. Delante de ellas y ellos me comprometí a entregarle mi vida al Señor, con todo lo que tiene, con su don y fragilidad. Sabiéndome en sus manos buenas, creyendo de verdad, que Dios sigue trabajando nuestro barro, mi barro, y que sin lugar a dudas, en este llamado, me sostiene la fidelidad de Dios y el amor de mis hermanas. Qué más puedo decir, tan solo, gracias Señor por tu FIDELIDAD. Haz Señor que me apasione cada vez más por Ti y por tu Reino.

                         Unabrazollenodecariño. Mariola Vera,rscj

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web