"100 AÑOS DE VIDA"

Publicado el 21 de septiembre de 2011 | No hay comentarios.

CIEN AÑOS....... ¡GRACIAS A LA VIDA!

 

Como comunidad tuvimos un tiempo previo de preparación, sobre todo, pidiendo al Señor que el lunes 19 de Septiembre, Margarita pudiera estar bien y despierta para celebrar esta gran fiesta de agradecimiento al Señor por toda su vida.

 

Ese día la comunidad amaneció con mucha alegría y deseando saber cómo estaría Margarita....ese día se la vio muy despierta y lúcida; muy luego ya estuvo en pie, lista para recibir a los invitados y celebrar.

 

Lo primero fue recibir a su sobrina Soledad y su sobrina nieta Marta, que traían una inmensa torta de dos pisos, decorada con preciosas florcitas de dulce, y ante la que Margarita quedó muy asombrada y emocionada.

 

Luego fueron llegando más sobrinos y sobrinas, las hermanas de las comunidades de Santiago que pudieron venir, las hermanas del Espíritu Santo que con tanta generosidad venían dispuestas a apoyar con el canto y consiguieron a su hermano de congregación, Eugenio, para que presidiera la celebración eucarística y así pudiéramos como pueblo de Dios agradecer esta preciosa vida.

 

Otro momento de gran emoción fue la llegada y encuentro con su hermana Elvira junto a su esposo Jorge que le traían un maravilloso ramo de flores, sabiendo que para Margarita estas son un modo de alabar al Señor. El saludo y abrazo fue de gran emoción porque ya hacía bastante tiempo que no se veían. Margarita pudo reconocer a su cuñado y cuando él le preguntó “¿cómo me llamo?”, ella respondió decidida “Jorge”.

 

La Eucaristía la vivimos como un regalo más de Dios porque ella, a lo largo de su vida como sacristana,  había preparado tantas celebraciones eucarísticas y justo en este día, siendo Fiestas Patrias y lunes, era prácticamente imposible encontrar sacerdote...pero el padre Eugenio llegó oportunamente y nos invitó después de la homilía, a que algunas rscj y miembros de su familia se acercaran a Margarita y le hicieran algún gesto de cariño porque probablemente no habría escuchado bien todo lo que dijimos de su vida entregada a Jesús, a la Sociedad, a la misión. 

 

Luego vino el asado preparado con mucho cariño. Alejo, hijo de su hermano Antonio amenizó con la guitarra, con cantos propios del campo de la infancia de Margarita y cantos a lo divino y lo humano en que Margarita, en algún momento se unió al canto y también aplaudió con entusiasmo. Después que descansó un rato vino el momento de cantar el Cumpleaños Feliz. Fernanda, sobrina bisnieta, hizo de secretaria y le ayudó a apagar las velas.

 

Terminó su día despidiendo a cada miembro de su familia, con mucho cariño, ya desde la cama.

 

Fue un día y encuentro de fraternidad. Agradecemos el testimonio de cariño y de unión de la familia. Para la comunidad fue un regalo del Señor,  ser parte de todo esto que se vivió....y se cantó con propiedad ¡Gracias a la Vida!

 

COMUNIDAD SANTA MARIA DE LA ENCINA

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web