AL ENCUENTRO DE JESÚS ENCARNADO EN EL CERRO DE "VILLA LA CRUZ"

Publicado el 24 de diciembre de 2011 | No hay comentarios.

El trabajo en el cerro de “Villa la Cruz” uno de los sectores más pobres y heridos de nuestro lugar de misión, ha significado para mí la posibilidad de encontrarme cara a cara con Jesús encarnado.  Esta experiencia comienza con el ponerme a subir un cerro y visitar a la gente, creando lazos amistad, en lo que personalmente siento que he dado muchos pasos, ya que, unos años atrás no sé si hubiese podido hacerlo, porque si bien en mi corazón estaban todos los deseos de querer ser una mujer que se la juega por los más pobres y dedicar la vida al servicio por los más heridos, me di cuenta que en lo concreto a la hora de ponerme en acción esto me costaba mucho, no sabía por dónde empezar, sentía que no era cercana, que me costaba abrazar y que incluso muchas veces era indiferente al dolor.

En estos cinco meses de Noviciado el Señor me ha invitado a utilizar mis sentidos y a través de estos descubrirle y dejarme llenar de su presencia, muchas veces repetí en mi oración estos versos de un poema de Benjamín González Buelta SJ “No me perfumes, Señor; que todavía mi olfato no huele tu presencia en el olor de la miseria”, hoy puedo repetir que el perfume de Dios ha traspasado mi corazón que en el cerro de Villa la Cruz la alegría me inunda, porque es ahí donde hoy están mis Betania , lugares de encuentro con los amigos/as.

En estos meses he intentado el trabajo con los jóvenes del lugar lo que  no ha resultado. En vez de jóvenes llegaron cerca de 10 niños/as a los encuentros en la Capilla ahora tenemos un grupito de niños/as lo que es un regalo en este sector, ya que muchas las cosas que vamos organizando no resultan.

El trabajo en Villa la Cruz ha supuesto perseverancia, saber que ahí la imagen, el éxito y el alimentar el ego no tienen cabida, lo que agradezco mucho a Dios porque siento que día a día me va invitando a ir creciendo en humildad, a ir quedándome con lo sencillo y la invitación a ir asombrándome día a día de Jesús encarnado que nace día a día en el pesebre. En esta Navidad,  el pesebre y el niño que nace lo descubro en Villa La Cruz.


Claribel Aguirre A.
(Novicia rscj Chile)

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web