Visita Auschwitz - Asamblea Provinciales Polonia 2014.

Publicado el 27 de septiembre de 2014 | No hay comentarios.

Se siembra corrupción y resucita incorrupción, se siembra vileza y resucita gloria, se siembra debilidad y resucita fortaleza... 1Cor 15,42s

Al día siguiente de terminar nuestra asamblea la mayoría de las provinciales visitamos los campos de concentración de Auschwitz.  Los recuerdos, las historias y rostros de esos lugares nos hicieron volver la mirada, el corazón y la mente de nuevo y totalmente a la herida de la humanidad que sigue abierta, las heridas del costado, de los pies y de las manos de Jesús que permanecen abiertas en nuestra humanidad.

Auschwitz nos llenó de gritos silenciosos, miradas horrorizadas, manos agotadas de suplicar, llantos resignados, hambre, fatiga, humo y cenizas de mujeres, niños y hombres.  Despertó una vez más nuestra conciencia de cuán profunda es la herida de la humanidad, de cada persona y de cada pueblo. La herida del sufrimiento y la herida del mal.

¿Cómo podemos soportar tanto horror?   ¿Cómo somos capaces de hacer tanto mal?

¿No se acabará nunca el dolor, el poder desgarrador y destructor del mal que siempre vuelve?

¿Cómo podemos repetir la guerra, la tortura, la aniquilación de otros?

Jesús permanece con su Corazón Abierto por una Herida… ¿no se sanará nunca? 

Después de tocarle las heridas estamos invitados a volver a creer, a creer más que antes que “en un campo arrasado vuelve a aparecer la vida, tozuda e invencible…Siempre el bien tiende a volver a brotar y a difundirse… Cada día en el mundo renace la belleza… Esa es la fuerza de la resurrección del Señor… que ya ha penetrado la trama oculta de esta historia… “. 

                          Francisco I. EG “La acción misteriosa del Resucitado y del Espíritu”  pg 208-210

Señor, tú que te fijas en el pobre, que escuchas el clamor del que sufre y que te inclinas sobre el enfermo… Mira el dolor de nuestra tierra, escucha a tus hijos que no tiene quien les ayude, toca las heridas de la creación. Envíanos para manifestar tu ternura y compasión.

Sofía Baranda rscj. / 21 septiembre 2014

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web