De la oración a la acción.

Publicado el 11 de diciembre de 2014 | No hay comentarios.

DE LA ORACIÓN A LA ACCIÓN

El día 30 de noviembre, habíamos programado un encuentro con los jóvenes para compartir nuestro carisma, compartir sobre los deseos y preferencias de Jesús para los jóvenes. Ibamos a comenzar con la eucaristía, preparada por las jóvenes, pero la realidad nos desafía y nos urge a actuar y manifestar con hechos concretos los deseos de Jesús, ir ahí donde él está pasándola mal.

Una semana antes, el fuego alcanzo a 40 familias de inmigrantes en el vertedero La Chimba, en Antofagasta, muchas de esas familias procedían de Perú y Bolivia y estaban de ilegales.  La ayuda no se dejó esperar, y también la motivación de los jóvenes de la comunidad San Pablo para ir a lugar y compartir con los niños, que necesitaban entretenimiento en esa situación.

Con ellos vimos, que cambiar la actividad del domingo, de estar sentados compartiendo, por poner en obras los deseos de Jesús, de estar al servicio de la gente y de los más pobres, era una respuesta a lo que íbamos a reflexionar.

Comenzamos a movernos para juntar caramelos, leche, galletas, globos y convocar a los jóvenes, no somos una comunidad que tenga muchos jóvenes, pero la solidaridad de amigos y amigas (desde Concepción nos llegó un aporte) nos permitió reunir lo necesario.

Iniciamos ADVIENTO, queriendo poner el liderazgo juvenil al servicio de su barrio.  Y poner sonrisas en las caritas de los niños del campamento Luz Divina y simplemente jugar, conversar y ofrecer un rato alegre...

Habíamos visto imágenes por la televisión, algunos conocíamos el lugar, pero ver la construcción de mediaguas, la gente viviendo en carpas, otros grupos ofreciendo un espacio de  diversión, nos unimos a ellos y los jóvenes comenzaron a animar a los niños, bailaron, jugaron, compartieron globos, mientras los adultos conversábamos con los adultos… terminamos con una once, en medio del campamento…

Ver a los jóvenes de la comunidad, no sólo dando el chocolate, las bolsitas de dulces, sino entrando en relación con los niños, fue agradecer por lo que de nuestro carisma han aprendido, hacer sentir al más pequeño, a los que sufren, importantes, dando su tiempo y su capacidad de amar y de relación al servicio de su barrio.

Agradecidos por lo vivido, caminamos de vuelta, contentos y agradeciendo a Dios por esa tarde sencilla, pero llena de la magia que nos da Jesús, cuando hacemos vida sus deseos y preferencias, poner al centro a los más pobres…

Al volver, nos encontramos con una niñita sentada en medio de la basura… el silencio se apoderó de nosotros y esa pequeña, se volvió reto para nosotros, qué haremos… una invitación a seguir poniéndonos al servicio de los niños y niñas… el verano es nuestro nuevo desafío… veremos que resulta…

Les compartimos algunas imágenes… de lo vivido

--- Queny Gredig rscj --- 

COMUNIDAD MARTA Y MARIA 

EQUIPO COMUNICACIONES 

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web