Grandes cosas ha hecho el Señor por nosotras, por la cual estamos alegres (Salmo 126)

Publicado el 23 de julio de 2015 | No hay comentarios.

Como los primeros discípulos fuimos enviadas de dos en dos; con esta motivación llegamos a Alhué para vivir nuestra semana apostólica del 13 al 20 de Julio.

Fuimos acogidas con mucho cariño por las hermanas de la comunidad La Ruah: María Lina, Gladys y Mané; quienes nos invitaron a sumarnos a las misiones de la Parroquia San Jerónimo junto a un grupo de jóvenes misioneros de Colina y de Isla de Maipo. También fuimos recibidas con alegría por el párroco el P. Marco Antonio.

Durante los días de misión en el sector de Ignacio Carrera Pinto visitamos casas, jugamos con los niños, participamos del cierre de la novena a la Virgen del Carmen, celebramos la Eucaristía, rezamos el rosario por la carretera y participamos en una fogata. También acompañamos a María Lina en su misión en Santa Clarisa y pudimos recorrer Alhué.

Estos días fueron un gran regalo para nosotras, porque pudimos compartir y aprender de los preferidos del corazón de Jesús. Vivimos lo que Mateo dice: “Padre, Señor del cielo y de la tierra, te doy gracias porque has ocultado todo esto a los sabios y entendidos y se lo has revelado a los sencillos.” (Mt 11,25); ya que el que nos abrieran las puertas de su hogar con alegría, detuvieran lo que estaban haciendo para escucharnos y nos dieran de comer con cariño lo que tenían; nos renovó el sentido de ofrecer lo que somos y tenemos y el vivir en gratuidad, alegría y sencillez.

Compartir la misión con Dennise, Krisnha, Graciela, Felipe, Diego, Daniela, Víctor, Matías y Katherine, nos permitió acompañar sus deseos de anunciar el amor de Dios, acompañarlos en sus frustraciones y levantarles el ánimo, compartir algo de nuestras vidas y vocación… fue una alegría estar con ellos y saber que muchos jóvenes están dispuestos a seguir anunciando el Reino de Dios.

Agradecemos a nuestras hermanas y al padre Marco Antonio por el testimonio de vivir sus vocaciones con entusiasmo, alegría, entrega, disposición, sencillez y por haber manifestado el amor y el cuidado de Dios.

Terminamos con un corazón lleno de gratitud y repitiendo lo que dice el salmo 126: Grandes cosas ha hecho el Señor por nosotras, por la cual estamos alegres. 

 

Virginia Goncalves y Naty Chamorro

novicias del Sagrado Corazón

 

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web