Encuentro Nacional de Pastoral Vocacional

Publicado el 02 de octubre de 2015 | No hay comentarios.

ENCUENTRO NACIONAL DE PASTORAL VOCACIONAL

Por Bernardita Zambrano rscj

Con el lema: “Caminos de profundización en el Acompañamiento Vocacional”, se reunieron entre los días 28 de septiembre al 1 de octubre en la casa de ejercicios Loyola en Padre Hurtado, mas de 100 personas, entre ellos sacerdotes, religiosas, laicos/as y jóvenes aun en formación hacia la consagración,  provenientes de distintas diócesis del país y/o de diferentes Congregaciones.

Fue un hondo tiempo de reflexión por medio de la modalidad de talleres, que se iniciaron compartiendo nuestros saberes acerca del acompañamiento, para luego hacer un recorrido por los aciertos y desaciertos, la libertad y el autocuidado, la transferencia,  la contratransferencia y la Espiritualidad del acompañamiento. Además durante estos días se propició un ambiente orante mediante la celebración de la Eucaristía diaria, la liturgia de las horas y momentos de adoración.

La Comisión de Pastoral Vocacional quiso profundizar en  este tema, haciendo eco de la conciencia de realidad de la Iglesia hoy y de cómo una de las grandes problemáticas está siendo  el cuestionamiento por la manipulación de conciencia, lo cual ha provocado  un gran daño en mucha gente, que ha puesto su confianza en el pastoreo de la Iglesia. Por eso, en este encuentro se nos invitaba a tomar con mucha responsabilidad el “ministerio del acompañamiento”, reconociéndonos que somos instrumentos frágiles acompañando también al pueblo de Dios que también es frágil.

Les comparto un relato del libro, Fijos los ojos en Jesús, del Padre Esteban Gumucio sscc, que sintetiza bastante bien lo experimentado durante estos días:

 “Y yo estaba frente a ti con todas mis poquedades. No quería ser juez, ni tampoco juzgado. Malamente sentado en el sitial del Maestro, prefería estar a tu lado, abierto a todo lo tuyo, tímido y cordial conjuntamente. No sabía como ser tu amigo consejero, siendo tan torpe en mi pobre geografía, pero yo sabía, yo creía, yo estaba seguro que Jesucristo, mi Señor, era también el tuyo. Y me decía: “El es el camino”… Y está aquí entre los dos, dentro de los dos, luz del alma, tuya y mía.

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web