Taller Sobre las Obras de Misericordia, en Comunidad Santa María de la Encina.

Publicado el 15 de octubre de 2016 | No hay comentarios.

Nosotras al saber que vendría al Noviciado Interprovincial de Chile, le pedimos que nos diera un poco de su tiempo, para un Taller en nuestra Comunidad. Ella aceptó con mucho gusto.

El tema elegido fue: “LAS OBRAS DE MISERICORDIA: CAMINOS PARA TRANSFORMAR EL MUNDO”.
A continuación les compartiremos algunos puntos luminosos para vivir las Obras de Misericordia de modo que podamos vivirlas, en el verdadero espíritu enseñado por Jesús.
"Mateo 25,31…, nos recuerda las obras de misericordia: “Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve  en la cárcel, y me visitaron”.
Quienes practican estas obras de amor, son llamados JUSTOS (lo dice Mateo).
Jesús, se identifica con cada uno de ellos: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aún el más pequeño, lo hicieron por mí”. Lo importante es que obremos el amor por sí mismo. No hay otro camino que conduzca a Dios que el sacramento del prójimo. El modo de comportarnos con el ser humano, hace visible nuestra relación con Jesucristo.
“Las obras de misericordia no son puramente exteriores, sino que tienen un sentido espiritual”. (Orígenes: Teólogo y padre de la Iglesia).
Algunos ejemplos:
Visitar al hermano enfermo, o sufriente, puede significar consolarle.
Jesús habla de un hambre más profunda del ser humano: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. (Mt.4,4). Preguntémonos: ¿Qué alimenta realmente al ser humano? ¿Qué sacia su anhelo?
Hoy se nos pregunta si compartimos nuestra vida con los demás, si compartimos nuestro pan: nuestras energías, nuestro amor, nuestros recursos, que hemos recibido de nuestra familia, la Sociedad y de Dios.
¿Qué significa para nosotras la exhortación de Jesús de dar de beber al sediento? Dar de beber es una forma importante de solicitud, con ella se sacia no sólo la sed exterior de la persona, sino también la sed de cercanía y de atención. ¿Cómo puedo saciar o mitigar la sed de amor en mi entorno?
Vestir al desnudo. La desnudez tiene otro significado más profundo: cubrir la fragilidad del otro para no sentirse expuesto a la vergüenza cuándo públicamente se le critica o sus hechos y pensamientos se discuten en público.
Acoger al forastero. En la antigüedad la hospitalidad era sagrada. “Ama al forastero y le da pan y vestido. Amen ustedes también al forastero porque forasteros  fueron en el país de Egipto”. (Deut. 10,18-19),  Acoger al forastero ha adquirido una dimensión política; todavía hay problemas en la comprensión e integración de los extranjeros. ¿En qué medida cumplimos hoy la exigencia de hospitalidad formulada por Jesús? El forastero que acojo ¿puede convertirse en un regalo?
Visitar a los presos – Redimir al cautivo. “Estuve en la cárcel y me vinieron a ver” (Mt. 25,36). Se entiende como liberación de los cautivos. ¿Puedes hoy cumplir el mandato de Jesús desde donde estás? Lo podemos hacer a través de diversas instituciones que luchan por impedir situaciones injustas.
La negativa de visitar encarcelados o de mantener vínculos con ellos, a veces surge de un miedo a lo oscuro que hay en nosotras mismas. Un encuentro consigo mismo resulta desagradable y doloroso. Pero puede llevarnos a la luz.
Nosotras mismas, tenemos cárceles interiores que no nos permiten ser libres. Podemos ayudar a otros a salir de sus cárceles interiores. Preguntémonos ¿qué otras formas de cautiverio existen?"

Hasta aquí  nuestro compartir y quedamos inmensamente Agradecidas a Nancy por todas las luces que nos dio a través de su hermoso Taller.

Fuente:
Raquel Ayala rscj
Comunidad Rscj, Santa María de la Encina

Fotos: colaboración María Pia Mieres

 

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web