“Cuando un forastero viene a vivir contigo, lo mirarás como a uno de los tuyos y lo amarás cómo a ti mismo…”Lev 19, 37

Publicado el 09 de agosto de 2018 | Hay 1 comentario(s)

Alhué, zona campesina y ahora también minera, acoge a  hermanas y hermanos extranjeros que vienen de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y últimamente muchos de Haití. Permanentemente en nuestras conversaciones comunitarias compartíamos nuestra preocupación por tantos hombres y mujeres haitianas que viven tan cerca de nosotras, los vemos en los buses, en las calles y en la plaza. Cuando nos encontrábamos con ellos/as lo único que lográbamos obtener era una agradable sonrisa y un hola.

Poco a poco nos fuimos acercando a sus casas y  hace un mes atrás nos sentamos a conversar con grupo de ellos; en poco tiempo acogimos una de sus grandes preocupaciones: no lograr obtener trabajo. También se reflejaba en sus rostros la frustración, el dolor de la lejanía de su realidad y de sus lazos afectivos con sus familias. Nos embargó la pena  y surgió el deseo de hacer  algo para ayudarles y Sofía les ofreció un curso de español. Primero fue en su casa donde participaron 10 personas; la segunda clase se realizó en el salón de la parroquia donde fueron llegando muchos interesados, alrededor de 70,  lo que hizo que pidiéramos ayuda al Liceo Municipal, donde fuimos muy bien acogidos por el Director.

El deseo de ayudar se ha extendido y hoy día hay tres personas de Alhué enseñando español y dos que pronto comenzarán a realizar talleres de manualidades para ofrecerles aprender más de nuestra cultura y darles una herramienta de trabajo.

Esta iniciativa de a poco ha tomado fuerza y hoy día es el DAEM,  Dirección de Educación  Municipal, quien estará directamente involucrado en este proyecto. Ya se ha comenzado a hacer efectivo este compromiso al contratar a Carmela, mujer haitiana, profesora de francés y kreol, para las traducciones y la coordinación de todos los cursos y talleres.

La invitación de Papa Francisco a Acoger, Proteger, Promover e Integrar a nuestros hermanos/as extranjeras sigue siendo un gran desafío. Especialmente el último llamado, Integrar, exige también salir e ir a su encuentro e invitarlos a nuestra casa a compartir algo de lo nuestro. Hoy no son los haitianos… Es Louchard, Michelet, Bruno, Joseph, Carmela, Mary, Dorcy…

“No puedo amar lo que no conozco”

 

Doris Villegas. Alhué, agosto 2018

comentar

Comentarios

comillasQué lindo!!!! Ese es el sentido de la misión.comillas

Alejandra Luco Publicado el 20 de agosto de 2018 a las 19:08:58

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web