ENCUENTRO DE FORMACIÓN INICIAL

Publicado el 11 de agosto de 2018 | No hay comentarios.

“Enraizadas en El por la contemplación, queremos ser fermento

de comunión. A través del mundo, nuestras comunidades,

compartiendo la vida de nuestros pueblos en la diversidad y

riqueza de sus culturas, quieren dar testimonio de caridad y

comprometerse en un servicio apostólico: contribuyen así al

crecimiento de la comunión en Cristo.” (Const. 1982 – N°6)

 

Del 29 al 31 de Julio, en Betania (Puchuncaví – Casa de descanso)lugar de encuentro, contemplación y reflexión; las jóvenes de formación inicial: Evelyn (Postulante - Haití), Alicia (Novicia - España), Alejandra (Novicia - Perú), Naty (Profesa de votos temporales - Chile); acompañadas por Quena y Mané (Encargadas de la formación inicial) y Gloria (encargada de formación inicial – quién nos acompañó con sus oraciones y con detalles previos al encuentro); nos hemos embarcado para profundizar, reflexionar sobre “vivir en comunidad”

Nuestro encuentro estuvo orientado desde la “oración”; comenzamos el día y recogimos la noche con la oración comunitaria a la luz de nuestros documentos. En este encuentro hemos podido sentir la experiencia honda del amor de Dios, reflejo propio del compartir de cada una; así mismo, hemos gozado fraternalmente los momentos lúdicos que nos invitan a disfrutar lo que la vida nos regala.

Como etapa inicial, nuestro deseo es seguir descubriendo el rostro de Jesús en nuestras comunidades, crecer como un solo cuerpo, y, sobre todo, seguir dando gracias por el Don de vivir y compartir en comunidad, no solo la experiencia de la misión; sino también, caminar juntas “como un solo cuerpo” hacia nuestro único FIN.

Agradecemos al equipo de Formación inicial por regalarnos este espacio fraterno, por compartir como etapa lo que vamos viviendo y descubriendo. Esperamos con ansias el próximo encuentro.

Por nuestra vocación, estamos invitadas a poner en común lo que somos y tenemos, a crecer en diálogo desde nuestras diferencias y abrirnos a recibir la riqueza de otras culturas… (Desplegar la vida, ofrecer el don recibido 2013)

Ha sido una gracia tener la oportunidad de compartir esta experiencia desde la riqueza de nuestras culturas; Desde allí nos damos cuenta de queFilipina nos invita a seguir embarcándonos, a cruzar todo tipo de frontera, a desplegar nuestros dones comenzando en la “comunidad” porque es allí donde “el don de mi hermana, se vuelve don para mi”

Como mujeres de fe, le pedimos a Jesús, por intercesión de Sofía, nos siga animando a profundizar y contemplar el rostro de Jesús y asumir con responsabilidad nuestro compromiso con el Reino.

Alejandra Ramírez Pérez nscj

 

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web