La Pastoral de la Diversidad Sexual

Publicado el 22 de mayo de 2013    |   Por Sofía Aldea.Fotografía:Sebastián Utreras. Producción:Camila Letelier    | A la escucha del mundo

   Sábado por medio, en las oficinas de la CVX en Providencia, se reúne la Pastoral de la Diversidad Sexual: una red de 75 personas que asisten regular u ocasionalmente –25 de ellas sin perderse ninguna reunión– y que están en distintos procesos de aceptación. Todos son homosexuales –hay hombres, mujeres, jóvenes, viejos, parejas, católicos y protestantes– y tienen, en mayor o menor grado, lo que ellos denominan “experiencia de fe”, algo que para un no creyente puede traducirse como creer en Dios desde una perspectiva cristiana.

   En su mayoría, se trata de profesionales, ex alumnos de colegios católicos, como el colegio María Auxiliadora de Santiago, el San Ignacio, el Saint George, Manquehue y el Verbo Divino.

   “Este es un espacio de encuentro donde todos tienen cabida sin tener que ocultar su identidad ni su orientación sexual. La aceptación no pasa por asumir que tienen una especie de demonio dentro, sino por aprender a valorar lo que sienten y descubrir la riqueza que hay en ello, tanto para la sociedad como para la Iglesia”, cuenta la religiosa del Sagrado Corazón María Eugenia Valdés (46), -conocida como Quena– coordinadora pastoral del Colegio Sagrado Corazón de las Monjas Inglesas. Ella, junto a los sacerdotes jesuitas Pedro Labrín y Pablo Romero (35), son los guías de esta comunidad de acompañamiento, como la definen. “La dignidad de ser hijo de Dios la tenemos todos y, como religiosa, yo me siento invitada a poner mi acompañamiento pastoral para que nadie se sienta excluido, ni por su condición social, su etnia o su orientación sexual”, agrega.

   La experiencia de la Pastoral de la Diversidad Sexual permitió que el año pasado el sacerdote Pedro Labrín y la religiosa Quena Valdés fueran protagonistas de la campaña de la Fundación Todo Mejora –que busca prevenir el suicidio de adolescentes, lesbianas y gays, bisexuales y transexuales y el bullying homofóbico–, con un video publicado online donde hacen un llamado a jóvenes homosexuales a aceptarse tal como son y a reconocerse como hijos de Dios. Los religiosos aseguran que parte importante del conflicto que observan en los procesos de asumirse homosexuales en los miembros del grupo tiene estrecha relación con la supuesta contradicción que impone vivir la fe y sentirse atraídos por personas del mismo sexo. “El dolor que percibimos muchas veces tiene que ver con la incapacidad nuestra, como Iglesia, de atinar. He sido testigo de relatos de gente que era catequista y no pudo seguir siéndolo, o de ministros de comunión a los que se les prohibió seguir como tales luego de confesar su orientación”, comenta el sacerdote Pedro Labrín. “En gran parte de los casos existen heridas con la Iglesia”, acota el sacerdote Pablo Romero. “Entonces, este es un camino de reconciliación y reconocimiento, en el que muchas veces, como religiosos, hemos tenido que pedir perdón”.

   El equipo de religiosos y laicos a cargo de los grupos de la Pastoral de la Diversidad Sexual de la CVX. Son el sacerdote jesuita Pedro Labrín –Asesor Eclesiástico Nacional de la CVX Chile– y Soledad Undurraga, quien acompaña al grupo de padres, la religiosa del Sagrado Corazón, María Eugenia Valdés, la acompañante del grupo de padres Pilar Segovia y el sacerdote jesuita Pablo Romero.

 

Fuente: Revista paula del 11 de Mayo de 2013                                                 

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web