“Magdalena Sofía y la experiencia de vivir en medio de los pobres”

Publicado el 24 de mayo de 2011    |   A la escucha del mundo

“Magdalena Sofía y la experiencia de vivir en medio de los pobres” Es la primera vez que me dirijo a ti de esta manera, desde hace tiempo que tengo deseos de encontrarme contigo, por que sé que venimos caminando desde distintos puntos del mundo y desde distintas épocas hacia al mismo lugar. He leído acerca de ti, y he escuchado a otras hermanas acerca de ti, y coincido contigo que la vida no ha sido fácil, pues cuando se es niña es más difícil saberlo todo, y tú desde pequeña ya tenías intuiciones del misterio de Dios. Yo no soy campesina, pero soy del norte de Chile, en mi tierra he aprendido de la soledad y el silencio a mirar los horizontes de mí alrededor, el sonido del mar y el viento está en mi corazón como latidos constantes así siento que estoy viva. He descubierto como tú, desde mi propio suelo, que cuando miro el mar y el desierto sin límite, despierta en mi un deseo de encontrar a Dios en otros mundos y en el mío propio, es una invitación a descubrir personas y necesidades, sueños y reconocer que tengo nostalgia de algo mejor, es el deseo de Reino, es un deseo distinto que me atrae. Es Dios mismo habitándonos, que se realiza debajo de nuestros pies. La tierra en que estamos. Contigo me imagino los campos de viñedos de tu querida tierra francesa de Joigny, lugar donde fuiste aprendiendo a ser contemplativa de la creación de Dios, tenías la mirada de la tierra, las raíces, las plantas, los árboles, las viñas todo lo que veías te hablaba de Dios. Las viñas son frágiles ramas, que se adhieren fuertemente a la tierra y se transforman en grandes viñedos, como en el norte de mi país, que le llamamos “parronales” que cubren grandes extensiones de campos verdes seguro que con ese panorama te identificaste con la fuerza del amor de Dios, y comprendo porque hay que estar unidas a Él. Con el corazón lleno de sueños fecundos, te agradezco que me hagas parte de tu familia, y esto significa, conocer a Jesús desde su Corazón que nos capacita para amar y entrar en su insondable interioridad, la raíz que se nutre de sus aguas profundas, de Dios mismo, a Él acudieron sus amigos y amigas de su tiempo, ellos vieron y creyeron de sus propias palabras: palabras de vida eterna, se rieron y gozaron del sólo hecho de andar juntos de compartir la vida cotidiana, así te hiciste amiga, de tus primeras hermanas y ahora de todas las que te conocemos. Hoy te quiero contar que en Chile estamos bien encaminadas como educadoras, nos conocemos por ser “un país solidario”, sin embargo hay mucha desigualdad, violencia y pobrezas en todo sentido. Muchas veces al hablar de nuestra opción por los pobres, siento una esperanza muy bella que nosotras, como educadoras del Sagrado Corazón podríamos explotar más. Entiendo que los pobres son los preferidos de Jesús, en eso estamos todas muy claras, pero no es un ideal de vida para ellos, para anunciarlo hay que hacerse pobres, es decir desprenderse de conceptos que a veces son hasta románticos. “Es muy distinto en terreno hay que poner el cuerpo, trabajar duro, perder tiempo con ellos, y tener mucha paciencia, cada día tiene su afán y sorpresa.” En mi caso este llamado me ha surgido de la palabra de Jesús mismo, por ejemplo, cada vez que leo el Texto Bíblico de Lucas 4, cuando Jesús inicia su misión y dice: “El Espíritu del Señor está sobre mi, porque me ha ungido para anunciar la buena noticia a los pobres, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, a dar vista a los ciego, a liberar a los oprimidos y a proclamar un año de Gracia del Señor.” Termina de leer, dice que hoy se cumple esta palabra. Me quedo asombrada de la personalidad de Jesús, dice una verdad que me llena de alegría, sin embargo, no logro entender si, esta buena noticia es real para los que me ha tocado conocer en medio de las inserciones en que he vivido, la gente piensa en lo inmediato, será tal vez ¿una casita?, ¿el pago de las deudas? ¿Un buen trabajo? ¿Tranquilidad del barrio? ¿Un buen colegio para los niños? ¿Que los jóvenes tengan posibilidad de estudiar lo que les gusta? etc. Podemos explicar este pasaje de que Jesús está hablando, algo más profundo, no habla de las casas que nos hacen falta, pues las cosas se deterioran, “no atesoren” es el consejo de Jesús. Te cuento querida Sofía que he visitado muchas familias por estos lugares he visto que sus tesoros están pegados en las paredes, es distinto a los tesoros de los ricos, que en ello tienen toda su confianza, estos son retratos de sus familias, diplomas, baratijas que las señoras de la catequesis realizan con sus manos de artesanas, en un dos por tres, adornos para el “día de la madre” hechas por las manos de sus hijos etc. Entonces cuando hablamos de esos tesoros, se hace memoria de la historia de cada cosa que al revivirlas, veo los ojos brillantes de emoción, todo tiene significado, identidad, encuentro con sus heridas, sus raíces, en esta cotidianeidad todo se vuelve mágico. . . entonces comprendo que escuchar, como tú también lo haces, encontrarse con la mirada de Jesús en esos ojos de las personas que te hablan de sus “tesoros”. Siento que esta buena noticia se realiza, en mí y en ellos, pues hay encuentro, entonces hay un proceso de liberación espiritual, hay posibilidad de abrir los ojos a los ciegos, de explicar las escrituras desde un “corazón abierto,” de dejar que Jesús libere a los cautivos, y proclamar un año de gracia, de reconciliación, de comenzar de nuevo porque; podemos dar un sentido nuevo a nuestras vidas, aunque sea a una o dos personas, pues, escucho tu frase que nos ha marcado como en los genes de nuestro Carisma: “por una niña, yo habría fundado la Congregación” sí, para ti siempre ha sido importante la persona, su formación integral para que pueda descubrir que siendo dignos hijos de Dios, puedan dar gloria a Dios. La misión, es hermosa y diversa, hoy estamos en una visita, mañana en un grupo de mujeres, otro día en la fiesta de los jóvenes, otro día en un beneficio, la casa está abierta, los llamados por el celular son frecuentes, y por las noches nos hacemos un espacio para el encuentro comunitario en torno a la Palabra de Dios que nos invita a compartir para agradecer que se manifiesta a las pequeños. Creo que estamos de acuerdo en repetir juntas, con Jesús: “¡sí Padre así te parece bien!” ¡Feliz día y gracias por tu fidelidad en la relación con tus hijas! Unidas en Cristo. Guillermina Luza RSCJ comentar

Comentarios

comillas Niro4A , [url=http://iwqatdbnkmhh.com/]iwqatdbnkmhh[/url], [link=http://pkogfwxmmjyj.com/]pkogfwxmmjyj[/link], http://holnxavsmgau.com/ comillas

oSQtPdVNRrYuBFPublicado el 22 de junio de 2011 a las 10:39:37

comillas eK7Lax yriadnvpuzqb comillas

GujPwLUwkOOCUnfAPublicado el 22 de junio de 2011 a las 05:42:47

comillas More posts of this qaulity. Not the usual c***, please comillas

DKaQWuMZIzHyZKIVpPublicado el 21 de junio de 2011 a las 20:39:30

comillas He leido el art.con tanta mucha dedicacion es realmente maravilloso poder trasladarse a la espiritualidad con esta lectura, un abrazo y espero seguir leyendo estos articulos. comillas

leontina fernandez moriPublicado el 17 de junio de 2011 a las 16:17:56

comillas Querida Guille, me ha encantado el articulo. Lo m?s lindo, es que lo que nos compartes es experiencia. Doy gracias por verte vivir desde ah?, por tu opci?n clara por los vulnerables, los peque?os, los sencillos.... sus preferidos. Por estar donde est?s y en medio de quienes est comillas

Mariola VeraPublicado el 09 de junio de 2011 a las 18:34:48

comillas Gracias Guille... bellas palabras!!! comillas

OliviaPublicado el 07 de junio de 2011 a las 06:45:58

comillas ?Que rico Guille que hayas puesto todo esto por escrito! comillas

NenPublicado el 06 de junio de 2011 a las 08:34:51

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web