Basta dar una sola mirada

Publicado el 03 de abril de 2019    |   Por Sahira Bustos    | Desde el corazón

Al llegar al macro campamento "Los arenales" y de camino hacia él entre grandes estructuras de una escuela, un liceo del sector y un centro comunitario, se esconde y aparece a la vista entre un montículo de un cerro que no sé si es terreno natural o simplemente un sector de relleno de escombros.... Sí, aparece montado un enorme campamento, que tan solo al dar una mirada, éste mismo te describe la cruda realidad que viven tantos allí en ese lugar.

Nunca había experimentado tocar una pobreza tan extrema como aquella, no hay servicios básicos (agua, luz, alcantarillado), un hacinamiento tan grande, viviendas tan endebles. A todo el campamento lo rodea una especie de muro, cual fortaleza para no dejar entrar a nadie, al ingresar unos jóvenes que arreglan un auto nos saludan con cierta desconfianza y sin embargo 5 niños nos reciben con sus sonrisas asomados por una ventana, algo que me llama la atención es que están totalmente rapados, sin duda esas sonrisas y saludos nos dan la bienvenida más cálida que se nos puede ofrecer... en medio de ese gran dolor que se comienza a tocar entre unos pasillos estrechos, aparece una gran esperanza al conocer y escuchar a un grupo de mujeres del lugar que tienen el deseo de seguir adelante y luchar por tener acceso a más oportunidades, sin diferencias y discriminaciones raciales, la mayoría migrantes: bolivianos, peruanos, colombianos, venezolanos y tan sólo una chilena entre ellos. Al escucharlas y ver las ganas de seguir y mirar hacia adelante... hacen nacer la esperanza.

Sin duda un sitio donde la vida y la muerte se dan paso entre esos pasillos estrechos.... un lugar donde estamos siendo invitadas como hermanas del Sagrado Corazón a acompañarles, ser presencia del amor de Dios Padre-Madre, para que puedan experimentar la Vida y el Amor que hay en cada uno de ellos, a través de la esperanza que son capaces de hacer brillar entre tanta exclusión, pobreza e injusticia social y nos enseñen a nosotras a ver la mirada de Jesús humilde, sencillo y pobre a través de ellos mismos. Lugar donde me siento llamada a modo personal a expresar y experimentar que ¡el Amor lo es Todo! Eso está claro, sé que el Amor lo es todo, por eso me siento llamada a no dejarme llevar por cosas sin importancia…secundarias, a no olvidarme de lo esencial. Lo primero es vivir ante Dios y ante los demás, ante todos con quienes comparta en este tiempo de postulantado en una actitud de amor, especialmente en este campamento donde hoy el corazón tira fuertemente...porque ¡del amor parte todo! Sé muy bien que amar a Dios ante todo es reconocer en Él lo fundamental, la fuente de mi existencia, mi entrega absoluta a su voluntad respondiendo a su amor para todos. Amar a Dios sin poner la mirada en el otro, en el que sufre y no amarlo, no es amar a Dios. Él me invita a través de su amor a amar a todo y a todos.

Hoy al mundo cada vez más deshumanizado, le falta el amor, le falta la caridad.... la masa se está haciendo cada vez más pesada y necesitamos de la caridad para que ésta nos haga fermentar.... no podemos olvidar como discípulas que tenemos responsabilidad y una invitación a trabajar para que las futuras generaciones puedan experimentar y continuar creyendo en el Amor.

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web