Agosto, 2012.

Publicada el 07 de agosto de 2012

Editorial

Nos duele el dolor de nuestros pueblos. Desde ellos y con ellos encontramos en el Corazón abierto de Jesús, el manantial capaz de saciar nuestra sed. Al contemplar Su corazón en el corazón herido de la humanidad, surge el deseo de comprometernos con mayor pasión y compasión en la búsqueda de la justicia, la paz y la integridad de la creación… Es una responsabilidad ineludible orientar todos nuestros esfuerzos educativos hacia la creación de relaciones basadas en la equidad, la inclusión, la no violencia y la armonía..

RSCJ 2008: Justicia, paz e integridad de la creación junto a los/las más vulnerables.


Te invitamos a leer nuestro protocolo: PDF

 

 

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web